Elegir, la marca y/o nombre comercial para tu empresa o compañía, es una de las tareas más importantes, complejas y que consumen más tiempo a los Emprendedores, cuando inician un proyecto, en el desarrollo inicial del Plan de Negocio.

En este artículo, os vamos a dar algunas pautas, para elegir la marca más apropiada, así como  registrarla tanto en la OEPM, , como en Internet.

Estudio de Marcas de la Competencia

En primer lugar te aconsejamos que hagas un estudio muy amplio de las marcas de la competencia en tu mercado o sector. Este estudio puede ser que ya lo hayas hecho, como estudio de mercado general para tu plan de negocio, aunque es aconsejable, que analices las marcas de la competencia, y que anotes absolutamente todo: El color o colores corporativos elegidos, si los names hacen referencia a alguna característica o atributo del producto o servicio,  si las marcas están registradas en la OEPM, si  los dominios están registrados en internet, etc.

Selección de nombres para la Marca

A continuación, tienes que centrarte en elegir un nombre o name para tu marca, que o bien, puede hacer referencia a un atributo del producto o servicio, por ejemplo si te vas a dedicar a vender cascos de motocicleta por internet, una idea sería, “Cascos y más”, o bien, elegir un nombre de fantasía. Elegir un nombre de fantasía también es una buena opción, siempre que luego se construya un buen marketing, ya que la marca será el eje vertebral de toda la política de comunicación y publicitaria de la compañía.

En esta etapa del proceso es importante que tengas en cuenta, los siguientes factores que harán que tu marca destaque en el mercado:

  • Que el nombre sea corto
  • Que sea fácil de recordar
  • Que sea fácil de pronunciar, tanto en Español, y si es posible, también en Inglés
  • Si es posible, que haga mención a un atributo o característica del producto o servicio, aunque normalmente esto será muy complicado, por la cantidad de marcas ya existentes en el mercado
  • Que no haya nombres de marcas similares, esto ya lo habrás estudiado en la fase inicial
  • Y por último, quizá lo más difícil que también sea original

Si vais a montar el negocio entre varios emprendedores, es aconsejable que hagáis una sesión de Brainstorming, o “tormenta de ideas”, para pensar ideas para vuestra marca.

 

Después de estas sesiones, sería conveniente  que lleguéis a una relación de entre 3 y 5 nombres finales.

Herramientas de ayuda para generar nombres de Marca

Para generar nombres o ideas para la marca, podéis utilizar  herramientas generadoras de nombres, hay muchas como por ejemplo wordoid  o namestation, entre otros. En etapa del proceso, tenéis que verificar tanto en internet como en la OEPM que dichos nombres no están registrados. Lo más probable, es que os encontréis con que o bien, en internet o bien, en la Oficina de Patentes y Marcas algún nombre esté registrado, por lo que tendréis que continuar con el siguiente nombre de vuestra lista, hasta encontrar uno libre.

Comprobación de si nuestro nombre de marca está libre en Internet

Para hacer esta comprobación, os sugerimos que empecéis por internet, y que en el buscador de Google, anotéis, vuestro nombre de marca, para comprobar si existe alguna empresa con un nombre parecido.

 

Esta búsqueda tiene que ser exhaustiva, y vamos a exponer cómo hacerla con el ejemplo del nombre de marca para cascos de motocicleta, “cascos y más”

Podéis empezar por la palabra genérica, en una búsqueda, “cascos” y luego anotar, la marca completa, “cascos y más”. Da la casualidad, que en internet aparece un resultado casi idéntico, con el siguiente nombre: “cascosymasoutlet.com”. Aunque no sea exactamente igual que vuestro nombre, es muy importante elegir un nombre para la marca que no tenga en el mercado ningún competidor con un nombre ni siquiera parecido, porque vuestra marca es la que identificará vuestra empresa, y por lo tanto, vuestros productos o servicios en el mercado, por lo que esta marca competidora nos debería indicar que probemos con otro nombre de nuestra lista.  Pero imaginando que esta marca, “cascosymasoutlet.com”, no hubiera aparecido, tendríamos que hacer muchas más búsquedas para asegurarnos que no hay ningún nombre parecido en internet a nuestra marca, y esto implicaría por ejemplo, hacer búsquedas con los siguientes términos o keywords: “mas cascos” , “ cascos man”, entre otros.

Para hacer estas búsquedas, podéis ayudaros de programas como Google trends, que también os indicarán si la keyword o keywords parecidas, como “cascos” o el nombre de la marca, está en tendencia, es decir, si hay muchas búsquedas o no, para este término.

Una vez que hayáis comprobado que el nombre está libre en internet, es decir, que los dominios como mínimo .com y .es, están libres, porque puede darse el caso que el dominio .com esté ocupado, y sin embargo el .es, esté libre o viceversa, podéis proseguir con la comprobación de si la marca está libre en la OEPM. Aunque consejo, yo no elegiría como marca un nombre que tenga ya previamente alguna extensión de dominio ya reservada. Las extensiones son la terminación .com, .es, que va a continuación de vuestro nombre, (por ejemplo www.miempresa.com), hay muchas más, ya que si sólo compráis una extensión, por ejemplo la genérica, .com, pudiera darse el caso que al cabo de un tiempo, alguien compre el resto de extensiones, .es, .net, etc., con lo cual esto sería un serio problema para vuestra empresa a nivel comercial y de desarrollo de negocio, porque os podría restar contactos y futuros clientes, al no estar bajo vuestro control todas las formas posibles de llegar a vuestra página web futura.

Comprobación de si vuestro nombre de marca está libre en la OEPM

A continuación, hay comprobar que el nombre en cuestión, el definitivo o no, está libre en la oficina de Patentes y Marcas.

 

La oficina OEPM, dispone de una herramienta buscador de nombres, cuyo enlace os dejamos a continuación, http://consultas2.oepm.es/LocalizadorWeb/, en el que podréis averiguar si el nombre está libre. Es importante saber que esta primera búsqueda no implica que finalmente vuestra nombre se puede patentar como marca, bien es cierto que tiene una gran probabilidad, ya que una vez que se presenta la solicitud de marca o nombre distintivo, la OEPM abre un periodo de 4 meses, por si alguna otra empresa piense que vuestro nombre de marca va a perjudicar de alguna manera sus intereses, es decir, a la marca de esas empresas. Este es el caso de que vuestra marca sea parecida a la de estas empresas, en cuyo caso, pudiera ser que la OEPM os deniegue la patente.  Junto con la solicitud de marca, hay que pagar una tasa que va en función de los epígrafes en los que queráis patentar la marca. A mayor número de epígrafes, mayor coste de la tasa. Los epígrafes depende de si queréis registrar vuestra marca en distintos tipos de servicios, imaginaros una marca para una tienda online, que vaya a vender ropa para bebes y mascotas. Pues bien, como la ropa de bebés tiene un epígrafe diferente al de ropa para mascotas, si queréis proteger la marca en esos dos mercados diferentes tendréis que pagar una tasa por cada epígrafe. La referencia de los epígrafes se basa en la Clasificación de Viena, un convenio internacional referente para la clasificación de marcas. El coste de la tasa para un epígrafe a nivel nacional de España, se sitúa actualmente en unos 170 euros, y es válido para un periodo de 10 años.

Inicio del proceso de reserva y compra del nombre de marca en Internet y OEPM

Pues bien, llegamos a la etapa final. Si ya hemos seleccionado el nombre definitivo para la marca, y hemos comprobado que no hay ningún nombre parecido tanto en Internet como en los registros de la OEPM, podemos iniciar el proceso de reserva y compra. En primer lugar, puesto que es lo más rápido, debemos reservar los dominios en internet para nuestra marca, y como ya se ha comentado, es conveniente, elegir varias extensiones para proteger bien nuestra marca frente a terceros y la competencia; .com, .es, .net, sería lo básico. Este proceso se realiza a través de proveedores de Internet que se dedican a gestionar dominios como es el caso de Funcionalia. El coste de un dominio varia de si hablamos de .com o .es, pero siempre son pequeños importes, en torno a 5 /10 euros al año.

Una vez comprados los dominios en Internet, mediante un proveedor de servicios, podemos iniciar el proceso de solicitud de marca en la OEPM. Este proceso, ya comentado, es algo más lento, y desde que presentamos la solicitud, hasta que finalmente nos la concedan, pasarán unos 4 o 5 meses.

Esperamos que este post os haya servido de ayuda, para elegir vuestra marca, con la que iniciar vuestro negocio.

Y recordar, la marca es el elemento central de vuestro marketing y de toda la política de comunicación de la empresa, dedicar el tiempo que sea necesario para elegirla, es la mejor inversión que podéis hacer.

Hasta el siguiente post.

Alfredo Fernández

Experto en Estrategias de Marketing

https://www.funcionalia.com/